Catedral de nuestra Señora de la Encarnación

Catedral de Malaga

Su nombre completo es Nuestra Señora de la Encarnación aunque para los malagueños es simplemente “la Catedral”. En todas las ciudades una catedral es siempre algo importante, pero aquí en Málaga lo es todavía más, porque no  es solo un edificio religioso, es también un referente, un hito ciudadano, un jalón en el camino y un testigo de muchos acontecimientos.

El edificio es una de las mejores muestras del arte religioso español: situada sobre los restos de otras muestras culturales tales como la primitiva mezquita almohade.

Se empezaron sus trazas aproximadamente sobre 1.530 y se finalizó en el siglo XVIII, aunque es una obra inacabada ya que le falta remate de la fachada principal y la torre sur. Aún hoy circula una leyenda que dice que el dinero destinado a la terminación de esa torre se gastó en financiar las guerras en América de principios del siglo XIX, aunque está demostrado que ese dinero realmente se destinó a financiar obras públicas urgentes en la provincia.

Con una planta de tres naves con girola, es en cierto modo una evolución del arte goticista que en su primer momento acogió las nuevas ideas renacentistas, con todas las naves de la misma altura con bóvedas vaídas conforman esos cupulines tan característicos que se ven desde arriba, por ejemplo cuando se ve la catedral desde el hotel Málaga Palacio.

El alzado incorpora el estilo siloésco con el dado de Brunelleschi, que contribuye a darle mayor altura y vistosidad sin distorsionar el canon.

Por su cabecera es hermana de las de Granada y Guadix,  las catedrales andaluzas del XVI, en cambio por su coro hay que relacionarla con los Coros de Toledo y Córdoba, los tres más importantes de España.

En el Coro de Málaga esta la sillería con 42 tallas, obra de Pedro de Mena en su mayoría, un obra maestra que este realizó tras las intervenciones previas de Luís Ortiz de Vargas y con el Apostolado del escultor José Micael Alfaro, todo esto lo hacen ser una de las obras más importantes en su género.

Destacar también dos órganos, magníficos que tienen más de 4.000 tubos, raros y hermosos ejemplos de instrumentos musicales del siglo XVIII que, aún hoy, se conservan en buen uso y con los que se dan frecuentes conciertos.

articulos-232447

Las portadas de la catedral son conocidas como la de las Cadenas, frente al Palacio de Zea-Salvatierra con sus jardines y su patio de los naranjos; la principal, conocida como la de la Plaza del Obispo y, aunque no está integrada en la Catedral, la fachada del Sagrario.

Desde mediados del siglo XX la Catedral quedó totalmente exenta cuando se demolieron las últimas casas que estaban adosadas a ella en la parte cercana al Parque.

En la catedral se encuentra el Museo Catedralicio, actualmente ubicado en las dependencias de la antigua Sala Capitular, son dos estancias, parte de la obra del siglo XVIII, que tienen un bello artesonado del XIX, con obras de la propia Catedral y de otros lugares, algunas de salas ya desaparecidas, tales como la antigua Sala de Ornamentos, también llamada del Tesoro de la catedral, y de esta misma Capitular, ambas ya desaparecidas y en la primera de las salas es donde se ubican gran cantidad de obras sacras.

Anuncios

Museo palacio Episcopal

IMG_7353-1920x1080

Ars Málaga es un Espacio de Arte dependiente del Obispado de Málaga que abrió sus puertas el 4 de marzo de 2014 continuando así su labor cultural al servicio de todos los malagueños.

El 1 de junio de 2016, reabrió con una nueva configuración compuesta por dos nuevas exposiciones: “Ars Sacra” y una sala de exposiciones temporales.

Bajo el nombre de “Ars Sacra”, la primera de las muestras presenta una selección del patrimonio de la Diócesis de Málaga. En tres salas, se ordenan cronológicamente obras creadas desde finales del siglo XV al siglo XVIII y que se conservaban en el Museo de la Abadía del Císter, cerrado actualmente, en el Palacio Episcopal y en diversas parroquias de la diócesis como Santiago, en Málaga, o las parroquias de Teba, Almargen y Archidona. Es novedosa la incorporación de tres esculturas que componen un Calvario de la escuela Castellana, que se exponen al público por primera vez, gracias a la familia García Valdecasas.

La segunda de las propuestas es la de exponer de manera temporal colecciones y conjuntos a través de exposiciones temporales de diversas índoles pasando por el arte sacro o el contemporáneo.

EL PALACIO EPISCOPAL Un edificio que no necesita ser presentado.

A nivel visual no cabe duda que este edificio es un emblema de la ciudad de Málaga y resuelve monumentalmente uno de los laterales de la Plaza del Obispo. Estamos ante uno de los mejores ejemplos de arquitectura palacial de la ciudad. Su ubicación es estratégica y está estrechamente vinculado a la Catedral, histórica y espacialmente.

Las trazas se deben fundamentalmente al arquitecto Antonio Ramos, maestro mayor de la Catedral. La parte más conocida del inmueble se construye en el siglo XVIII a iniciativa del obispo José Franquis Lasso de Castilla (1756-1776).

La zona del palacio que nos interesa destacar está ordenada en torno a un gran patio central. Todo este espacio se construye para ser la zona de administración del Palacio, y se compone de un cuerpo bajo con arquería sobre columnas toscanas. Para el segundo piso se disponen balcones en sus cuatro fachadas interiores. Y para el tercer registro ventanas.

Mediante dos arcos rebajados, en uno de los laterales, se accede a una escalera de tipo imperial de doble tiro y cubierta de un casquete ovalado.

Destacamos por su calidad compositiva el diseño de su fachada principal, de estilo barroco y construido en tres plantas. La fachada se articula a través de pilastras pareadas entre las que se disponen balcones en las plantas superiores y ventanas en la baja.

Museo de las cofradías de la Semana Santa de Málaga.

Se encuentra instalado en el Antiguo Hospital de San Julián, edificio de finales del siglo XVII cuya iglesia conserva una importante colección pictórica. Está concebido como un espacio temático, histórico y patrimonial, distribuido en siete salas que ofrecen a los visitantes un interesante recorrido por la historia y evolución de la Semana Santa malagueña, resaltando la importancia que tiene para la propia ciudad y para su proyección internacional.

Colección

El 4 de marzo de 2010 se inauguró el Museo de la Semana Santa de Málaga. Concebido desde un punto de vista didáctico, cuenta con 150 piezas expuestas. El visitante realiza su visita a través de seis bloques temáticos diferenciados:

–  Iglesia de San Julián: en él se puede conocer la historia del edificio, así como un repaso a la historia de otros edificios utilizados para la caridad cristiana.

–  Historia de las Cofradías: hace un recorrido sobre la historia de las cofradías malagueñas dividiéndolas en dos periodos, el primero abarca desde el siglo XV hasta 1921 y el segundo desde esta fecha hasta nuestros días.

–  La imagen procesional: descubre interesantes aspectos relacionados con las imágenes procesionales. Ocupa un lugar destacado el oficio de imaginero, encargado de la realización de las tallas.

–  La imagen oficial de la Semana Santa de Málaga: exposición de carteles de Semana Santa, elemento que anuncia cada año esta importante celebración malagueña.

–  El ajuar de las imágenes: espacio dedicado al bordado y a la orfebrería donde admirar una representación de piezas delicadas y de gran valor que visten y adornan a las imágenes que salen en procesión en la semana santa malagueña.

–  La procesión: en esta sala se puede conocer cómo se estructura una procesión, saber el nombre y función de cada parte de la misma.

El edificio

Construcción de finales del siglo XVII. El museo está instalado en este antiguo hospital de San Julián, de estilo renacentista. Fue edificado en 1699 por la Hermandad de la Santa Caridad de Cristo. El edificio tiene 1.092 metros cuadrados, de los que 600 ocupan la parte expositiva permanente.

Todas las instalaciones están alrededor del patio central, presidido por una hermosa fuente en la que destaca la cruz arbórea, símbolo de la hermandad que proyectó el hospital.

También forma parte de este conjunto la iglesia de San Julián que cuenta con la mayor colección de pintura barroca de Málaga con obras de artistas como Juan Niño de Guevara.

Pasión de Málaga

No se puede explicar mejor¡¡¡¡¡¡

Voy a visitar a Dios.☺️☺️

Buen fin de semana.

Quien fue verdaderamente San Valentín????

Día de La Paz en el cole.

Manos Unidas lucha por la igualdad de la mujer en los paises más pobres.

Los derechos de las mujeres y las niñas son derechos humanos. Abarcan todos los aspectos de la vida: la salud, la educación, la participación política, el bienestar económico, el no ser objeto de violencia, así como muchos más. Las mujeres y las niñas tienen derecho al disfrute pleno y en condiciones de igualdad de todos sus derechos humanos y a vivir libres de todas las formas de discriminación: esto es fundamental para el logro de los derechos humanos, la paz y la seguridad, y el desarrollo sostenible.

Campaña Manos Unidas 2019

Manos Unidas cumple 60 años de lucha contra el hambre y desde enero y hasta el domingo 10 de febrero, día en el que se celebrará su Jornada Nacional,[1] presentará, a través de numerosos eventos en toda España, su Campaña número 60 bajo el lema “Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas”.
Con esta Campaña, la Organización inicia un nuevo periodo de tres años en los que centrará su labor en la defensa de los Derechos Humanos como instrumento y estrategia de trabajo en el apoyo y acompañamiento a las personas más desfavorecidas del planeta.
En los próximos años, Manos Unidas seguirá teniendo como objetivo acabar con la pobreza y el hambre en el mundo, pero este primer año del Trienio “Promoviendo los Derechos con Hechos” (2019-2021) quiere centrarse en la denuncia de una pobreza muy concreta: la de la mujer. Así, como muestra su cartel en blanco y negro, la ONG nos invita a que fijemos nuestra mirada en las mujeres de otros países y con tres negaciones provocadoras (ni independiente, ni segura, ni con voz), nos invita a reflexionar sobre si existe una igualdad real de oportunidades entre hombres y mujeres en todo.

Porque una sonrisa vale mucho.